lunes, 10 de enero de 2005

La prueba de Nunca Jamás

20050110

Hace un par de semanas se cumplieron cien años de la aparición de Peter Pan, la primera representación de la obra de teatro (a veces se sigue usando la deliciosa palabra pantomima). Este post no es realmente por eso: los últimos días de diciembre estaba metido en librerías, curioseando, buscando regalos para esas fechas, y encontré una preciosa edición de Peter Pan. Pero ¡ay! no pasó la prueba de Nunca Jamás:

-Peter Pan, Capítulo 1: Barrie describe los Países de Nunca Jamás; el párrafo es más largo, pero con dos frases es suficiente:
On these magic shores children at play are for ever beaching their coracles. We too have been there; we can still hear the sound of the surf, though we shall land no more.
Peter Pan me enganchó hace muchos años, y sigue siendo una influencia grande en cómo escribo, en los guiones que pienso. Me encantaría ser un coleccionista de libros sobre Peter Pan, pero no puede ser, no me resisto a ver cómo traducen esas frases y compararlas con estas, que me sé de memoria:
A estas mágicas tierras arriban siempre los niños con sus barquillas cuando juegan. También nosotros hemos estado allí: aún podemos oir el ruido del oleaje, aunque ya no desembarcaremos jamás
El libro puede tener ilustraciones maravillosas, papel perfecto, un buen tamaño, un buen peso, todo eso que nos gusta de los libros, pero lo fundamental sigue siendo el texto, ese lenguaje que de manera extraña a la vez es infantil y adulto, simple y sofisticado, sobrio y lleno de matices. La traducción de Nazaret de Terán para Alianza-Libro de Bolsillo, quizá sea perfecta: en estos años nunca he encontrado una mejor en una librería, todas se han estrellado en esas dos frases, en el párrafo entero; todas las demás me parecen aquí toscas, feas, rígidas, como una foto hecha con flash directo, con los ojos rojos. Si tienes oportunidad, haz la prueba.

Algunos enlaces: una visita interesante, con algunas curiosidades a explorar, es al Hospital Infantil de Great Ormond Street, al que Barrie dejó los derechos de autor de Peter Pan, y que por cierto planean una segunda parte del libro. Uno de los pocos post hablando del centenario de Peter Pan lo encontré aquí en el blog El Emperador de los Helados con una referencia a este sitio sobre la restauración en Liverpool de una réplica, que no conocía, de la famosa estatua de Peter en Kensington Gardens, donde como podemos suponer me he sacado la foto de rigor estando en Londres.

La ilustración del post es una de la maravillas de Sir Arthur Rackham, que ilustró Peter Pan de esa forma tan victoriana. Seguro que sabes encontrar más trabajos suyos por ahí; te lo recomiendo mucho.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Noelio dice:

Rackham era un maestro: su visión de Peter Pan ha sido la que más me ha llegado, con permiso de la peli de Disney, que también era magistral (no así la secuela... brrrrrrr).

Saludos.

Roberto Iza Valdes dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.